El Papa Francisco lamentó la violencia que se vive en México, misma que cobró la vida de dos jesuitas en Chihuahua

Los jesuitas fueron privados de la vida tras intentar ayudar a un ciudadano que se refugio en su iglesia

Fotografía/

México.-  El papa Francisco denunció este miércoles la violencia que azota a México y lamentó el asesinato de dos de sus “hermanos” jesuitas que fueron ultimados en una remota iglesia del país supuestamente a manos de miembros de una banda de narcotraficantes.

Francisco, un jesuita argentino, ofreció sus oraciones a la comunidad jesuita al final de su audiencia general semanal y dijo que estaba “triste y consternado” tras enterarse de los asesinatos en el estado mexicano de Chihuahua.

Jesuitas asesinados. / Fotografía: web

“¡Cuántos asesinatos hay en México!”, afirmó. “Una vez más, repito que la violencia nunca resuelve los problemas, solo aumenta el sufrimiento inútil”.

Javier Campos Morales, de 79 años, y Joaquín César Mora Salazar, de 80, fueron asesinados el lunes en el interior de la iglesia de Cerocahui. Al parecer, un hombre que estaba siendo perseguido por una banda de narcotraficantes se había refugiado en el templo, y los agresores lo abatieron a él y a los sacerdotes cuando lo encontraron, según las autoridades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.